Mostrando entradas con la etiqueta criónica. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta criónica. Mostrar todas las entradas

viernes, 9 de septiembre de 2011

Beneficios de la criónica.

Cuando surge el tema de la criónica, no suele tardar en comentarse que es algo egoísta, algo solo para unos ricos. La visión de un futuro parecido al actual en el que los 200-300 ricos que se congelaron vuelven a la vida. La vida de los demás sigue igual.
En realidad, de resultar un éxito, sería muy beneficioso para toda la humanidad.

Veamos que es necesario para tal cosa.

- Una técnica de conservación optima que no cause daños en los tejidos.
- Una serie de tecnologías que sean capaces de recomponer los daños causados por imperfecciones en la técnica anterior, el envejecimiento o la enfermedad.

Si eres capaz de manipular la materia del tejido para reparar daños derivados de la conservación, también los causados por el envejecimiento, o el cáncer.
Además no tendría mucho sentido recuperar a un paciente con X enfermedad, curársela para que luego muera de viejo al de una década.

Para la segunda condición se requeriría nanotecnología, aunque es probable que se encuentre alguna manera de revertir el envejecimiento sin necesidad de nanotecnología(SENS).

Respecto a la primera condición, ahora se aplican bajísimas temperaturas, pero nada impide que se realice a temperatura ambiente. La plastinación es un método químico alternativo, pero que por ahora en una opción inferior.

El problema es que no es posible por ahora una perfusión total del cerebro, quedan islas dentro de este a las que no les llega la disolución plastinadora, islas de tejido que se pudrirán. En criónica al menos, esas islas sin la disolución vitrificante se congelan. Mejor un daño grave que uno total.

Eric Drexler en su libro ‘Engines of Creation’ habla de una forma avanzada de conservación química como la plastinación basada en la nanotecnología. (Libro con acceso gratuito)

Imagina que la corriente sanguínea lleva simples dispositivos moleculares a los tejidos, donde entran en las células. Ahí bloquean el mecanismo molecular del metabolismo - en el cerebro y en otras partes - y mantienen unidas las estructuras mediante enlaces cruzados estabilizadores. Luego llegan otros dispositivos moleculares, desplazando el agua y empaquetándose sólidamente alrededor de las moléculas de la célula. Estos pasos detienen el metabolismo y preservan las estructuras celulares. Puesto que las máquinas de reparación celular se utilizarán para revertir este proceso, puede causar daño molecular moderado y sin embargo, no hacer daño duradero. Con el metabolismo detenido y las estructuras celulares mantenidas firmemente en su lugar, el paciente descansará tranquilamente, sin sueños y sin cambios, hasta que máquinas de reparación restauren la vida activa.

Si un paciente en esta condición fuera entregado a un médico de hoy en día ignorando las capacidades de las máquinas de reparación celular, las posibles consecuencias serían desagradables. No viendo señales de vida, el médico probablemente llegaría a la conclusión de que el paciente había muerto, y entonces haría de este juicio una realidad por "prescripción" de la autopsia, seguido por enterramiento o la incineración.

Sin embargo, nuestro paciente imaginario vive en una época en la que la biostasis se sabe que es sólo una interrupción de la vida, no el final de esta. Cuando el contrato del paciente dice "¡despiértame!" (O las reparaciones se han completado, o el viaje estelar se ha terminado), el médico comienza la reanimación. Máquinas de reparación entran en los tejidos del paciente, eliminando el empaquetamiento alrededor de las moléculas del paciente y reemplazándolas con agua. A continuación, quitan los enlaces cruzados, reparan las moléculas dañadas y las estructuras, restablecen las concentraciones normales de sales, azúcar en la sangre, el ATP, y así sucesivamente. Por último, desbloquean la maquinaria metabólica. Los procesos metabólicos interrumpidos se reanudan, el paciente bosteza, se estira, se sienta, da las gracias al médico, comprueba la fecha, y sale por la puerta.


Maquina de reparación celular. Credito: Brian Wowk

Maquinas de reparación celular reparando una neurona en grupo. Credito: Brian Wowk .

1)Una aplicación más bien sencilla y directa seria la posibilidad de conservar órganos prácticamente indefinidamente. Un problema actual es que los órganos solo se conservan unas pocas horas después de haberse extraído del donante, con lo cual la ventana para el transplante es muy breve. Si la espera es muy larga, incluso se podría mantener al paciente en el mismo estado. Pero esta aplicación se queda corta.

2)Las técnicas de reparación surgidas mantendrían a toda la población permanentemente joven(si así lo desease), sana y sin enfermedades.

3)Cambiaria totalmente la definición de muerte(hablaré más adelante de esto). En la practica solo podrías morir si tu cerebro sufre tantos daños que no puede ser reparado, independientemente de cómo se vea dañado tu cuerpo. Algo como que un bloque de varias toneladas te aplaste el cráneo, o que te vuelen los sesos de un disparo. Un accidente ahora mortal, como un accidente de coche, en el que muchos de tus órganos quedan destrozados y la columna rota, no supondría más que una corta estancia en el hospital.

4) Esta forma de conservación seria ideal para los viajes espaciales de larga duración.

Un mundo en el que casi sería imposible morir, a menos que tu lo quieras.

Lecturas interesantes.

CELL REPAIR TECHNOLOGY

domingo, 4 de septiembre de 2011

Criónica en Madrid

Gracias a pereirano me entero que la Asociación iberoamericana de Criopreservación pretende abrir un centro de criónica en Madrid, o ‘almacén de cadáveres’ como comentaban en las noticias...
Espero que salga adelante. Seria buena noticia para aquellos que pretenden vivir indefinidamente, pero que posiblemente sean demasiado mayores como para aprovecharse de las primeras terapias rejuvenecedoras.


miércoles, 2 de marzo de 2011

Discriminación por edad y la Declaración Universal de los Derechos Humanos


Como suele suceder en cualquier discusión de criónica como la de la entrada de @aberron, o como cuando se habla de longevidad indefinida, suele surgir el argumento ‘ esos viejos ya han tenido su oportunidad de vivir, hay miles de niños en África muriéndose de hambre’.

A esas personas no viene mal recordarles la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los artículos 1 y 2 recogen principios básicos en los que se sustentan los derechos: libertad, igualdad, fraternidad y no discriminación.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros

Artículo 1 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía.

Artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

Cualquier persona tiene derecho a la vida independientemente de sus etnia, sexo o nacionalidad, pero eso incluye también independientemente de su edad. Para muchos alguien de 80 merece menos vivir que uno de 20.

Vamos eliminando poco a poco lacras como el racismo o el sexismo de nuestra sociedad, pero todavía persisten en menor medida que en el pasado. Aun así, cualquier comentario racista o sexista suele recibir rechazo de la mayoría de la población, por el contrario un comentario que discrimina según edades suele pasar desapercibido, tolerado, e incluso bien recibido.



Por otra parte, antes de que nadie diga nada, que miles de niños mueran de hambre me resulta intolerable

martes, 25 de enero de 2011

Criopreservación con “Cells Alive System”

Muchas veces ciertas tecnologías utilizadas con finalidades aparentemente triviales pueden acabar usándose en cosas importantísimas de forma insospechada.

La industria alimentaría siempre ha tenido el reto de conservar ciertos alimentos en excelentes condiciones. Durante la congelación los cristales formados revientan las células, con lo cual la textura y apariencia al derretirse cambia totalmente. Es algo que todos hemos comprobado. Muchas veces para evitar la formación de esos cristales se utilizan sustancias anticongelantes. Ciertos paladares exigentes, como los que gustan de comer sushi son muy exigentes con estos detalles.
Parece ser que incluso ciertos alimentos no se pueden congelar por métodos tradicionales, caso del erizo de mar.



Si durante el proceso de congelación se impide que las moléculas se agrupen moviéndolas, estas no formas cristales. Puedes utilizar campos magnéticos para hacer vibrar las moléculas de agua, como haces en un horno microondas, mientras reduces la temperatura hasta los –10 ºC. Al eliminar este campo magnético el agua del alimento se congela al instante sin formar cristales. Las células permanecen intactas. Este sistema se denomina “Cells Alive System” (CAS) y es usado por la empresa japonesa ABI. Es usado desde hace años. El fenómeno físico se conoce como sobreenfriamiento o superenfriamiento.







Este sistema ya se esta empezando a aplicar en Japón en bancos de dientes para conservarlos con el tejido vivo intacto durante años. Dientes que se podrán implantar mas adelante.

Es obvio que esta técnica se podría empezar a aplicar en órganos para el transplante, ya que el periodo de tiempo entre extracción y la implantación debe ser muy breve. Podríamos mantener viables durante años esos órganos.


Al ritmo que se esta desarrollando la creación de órganos completos mediante ingeniería de tejidos en impresoras 3D, no seria de extrañar que en 10-15 años tuviésemos la capacidad de crear órganos tan complejos como un corazón. Órganos que se crearían a partir de células de uno mismo, sin problemas de rechazos, y posiblemente órganos cuyas células hayan sido rejuvenecidas. La creación de bancos de órganos que mantienen conservados órganos nuestros durante años, para recurrir a ellos en un futuro en caso de necesitarlos, y sin esperas, es cada vez una posibilidad más real gracias a estos avances.

Pero no acaba aquí la cosa, un tema polémico en criónica (NO criogénica) es desde siempre la conservación del tejido del paciente. Actualmente se introducen sustancias vitrificantes que impiden la formación de cristales. Pero es muy complicado que este llegue hasta la ultima porción del cerebro, con lo cual es inevitable que se de formación de cristales en alguna zona.
Este método de sobreenfriamiento posibilitaría evitar daños en los futuros pacientes crionizados.

Me entere vía Singularityhub

domingo, 9 de mayo de 2010

Mejor ser un bicho raro que derretirse.


Traducción

‘Frosty’ se ha congelado criogenicamente y va regresar el invierno que viene...
Menudo bicho raro.

Probabilidades de vivir si te entierran: 0%
Probabilidades de vivir si te incineran: 0%

Probabilidades de vivir si te sometes a un proceso de criónica: >0%

Y no tan cercanas al cero, desde mi punto de vista. Realmente mientras el tejido cerebral se conserve siempre habrá alguna posibilidad, y la nanotecnología molecular podría hacer posible revertir ese estado de muerte, igual que ahora se puede reanimar de una parada cardiaca a alguien que de haberla tenido hace décadas le habríamos considerado muerto.
Definitivamente si te pudres o te incineran poco se puede hacer.

Un detalle, en criónica, que no criogénica, se vitrifica(sin formación de cristales de hielo) no se congela.
La vida ha colonizado cada rincón de la Tierra, ya es hora de ayudarla a colonizar todo el sistema solar.