miércoles, 26 de mayo de 2010

Creyendo a medias.

Imaginaos la siguiente situación.

Una mujer sale del homeópata. Llevaba seis días con un resfriado y fue a por algunos remedios. El homeópata le da un preparado homeopático y le da una dieta que se ajusta a su grupo sanguíneo.
De camino a su casa, compra un revista y lee la sección de astrología para ver que le deparara el día. Luego lee un articulo de cómo decorar la casa para maximizar el flujo de energía positiva. A tiempo se da cuenta que casi se cruza con un gato negro, que da mala suerte, pero lo esquiva.

Cuando llega a casa se encuentra con su marido en pleno acto sexual con otra mujer.
El marido alega que el no tiene la culpa, que la otra mujer es una bruja, y que mediante un hechizo ha anulado su voluntad, convirtiéndolo en un esclavo, y obligándole a acostarse con ella.

¿Que creéis que pasaría?

A) La mujer comprensiva, se cree lo que dice su marido. Además la estructura facial de la cara de este indica que es una persona sincera y fiel.
B) Le manda a la mierda. Le dice que se prepare para una separación.



A mi siempre me ha resultado curioso como ciertas personas, realizan un filtro bastante poco riguroso a la hora de decidir que creencias irracionales se pueden aplicar en sus vidas.

Si hay fuerzas misteriosas y cósmicas que controlan nuestro futuro, pero que no tienen ni explicación científica ni evidencias...
Si las moléculas se pueden comportar de forma que la química dice que es imposible...
Si ciertas cosas con fuerzas misteriosas de las que no hay evidencia física alguna, pero que nos pueden afectar físicamente en nuestras vidas...

¿Por qué no puede haber perfectamente cosas que se puedan explicar mediante la magia?

Haced la prueba, actuad como si pensaseis que existiese la magia. Apostaría a que muchos de los que creen en la homeopatía, astrología y un montón de cosas del estilo se burlarían de vosotros.
Pero resulta... que ellos también creen en la magia.

8 comentarios:

Carlos Lobato dijo...

Muy bueno tu razonamiento Gouki. A veces he puesto en práctica ideas similares con amigos que creen en magufadas irracionales y como tú dices se lo toman a risa, pero cuando le haces la comparación con su irracionalidad en otras creencias se le queda una cara entre sorprendido y pensativo, como si pensara: a que lleva razón éste... pero nunca te reconocen esa razón. Un saludo! ;)

Hexo dijo...

Bueno, no creo que el tema sea por "creer en la magia", sino por no tener claras muchas cosas. Existe mucha desinformación, muchos mitos, y muchos memes que obstaculizan el pensamiento racional. De hecho, tengo amigos ateos y muy racionales que aceptan lo de las dietas según grupo sangíneo, la homeopatía, e incluso la astrología, en diferentes niveles. Eso no quiere decir que crean en la magia. Simplemente, no están bien formados sobre los asuntos.

Del mismo modo que yo estoy totalmente desinformado sobre economía. Tengo una ligerísima opinión sobre ése tema, y desde luego una percepción propia. Pero puedo estar absolutamente equivocado, y todo lo que yo pueda razonar sobre economía puede estar totalmente errado, debido a la inconsistente y precaria base de la que parten mis pensamientos sobre el tema.

Damián Neri dijo...

Una especie me "filtro magufónico" o "magufiltro". Pues, según yo, estas personas aceptan todas estas cosas irracionales para hacer más simples sus vidas y no sentirse asfixiadas por las cosas que no conocen. Una especie de "maguburbuja" (mejor me dejo de inventar palabras). Tal vez no estén bien informados y sean susceptibles a ser manipulados por lo que nos hacen tragar los medios, aparte que posiblemente conozcan la verdad pero estén tan acostumbrados a creer algo de cierta manera que llegan rechazar la verdad.
Bueno, en fin...
Saludos.

Carlos Chordá dijo...

Lo que pasa es que "es más fácil creer que saber", y esto se aplica sobre todo cuando saber requiere un cierto esfuerzo intelectual. Pero lo del marido con otra, que no requiere saber de química, ni de física, ni de astronomía... eso ya es otra cosa, ¿no? Ahí escepticismo a tope, nos ha jodío.

Darkrosalina dijo...

Se ve que el mundo no ha cambiado tanto desde la Edad Media, después de todo. Los magos y las brujas, por fortuna, ya han pasado de moda y se han quedado donde deben estar, en los cuantos fantásticos. Ahora, la gente cree homeópatas, frenólogos y horóscopos y lo único que podemos hacer por evitarlo es, como bien dice Hexo, informando y enseñando a los demás.

Habrá que hacerlo poco a poco :)

Dinorider d'Andoandor dijo...

la gente sólo cree lo que quiere creer y lo acomoda a su intento de mundo perfecto virtual dentro de los parámetros de su cosmovisión

Gouki dijo...

Pido perdón por responder a los comentarios tan tarde últimamente. Ando mas liado y cuando tengo tiempo es tarde, estoy cansado y antes la posibilidad de responder a medias lo dejo para el día siguiente y...


Carlos.
Suele pasar, o dicen que no es lo mismo, que lo que tu dices si es absurdo, pero lo de ellos no.

Hexo.

No estoy de acuerdo.
Creo que el problema es que la palabra ‘ateo’ es un cajón de sastre. Si aplicas la razón y el escepticismo para desechar la idea de dios, este filtro te debería llevar a rechazar cualquiera de esas magufadas. Tengas información o no. Porque aceptar algo sin información es creer, tener fe, todo lo contrario a ese proceso que te leva a ser ateo. Mas que ateos, yo diría que es gente que rechaza cierta religión.

Damián.

Pero pasa algo curioso, conozco a gente que tras haber hecho una ingeniería relacionada con la química, cree en la homeopatia. Y todos los conocimientos enseñados directamente le dicen que es imposible que funcione.

El problema a mi modo de ver no es cuestión de información, si no de que no nos enseñan como utilizarla. A ver si me explico, creo que en muchas carreras, tanto la forma de impartirse los conocimientos, como por la aptitud de aprender de los alumnos no va bien orientada. Los estudiantes la mayoría de al veces estudiamos para simplemente aprobar el examen. Los conocimientos aprendidos solo tienen esa finalidad, y por lo tanto no tenemos interés en recordarlos después, ni vemos ni la posibilidad de que tengan alguna importancia. Es como si haces una carrera de cocina, y tras terminarla no somos capaces de hacer ni un bocata en la vida real.

En este sentido Carlos Chorda esta acertando, porque hacer ese esfuerzo intelectual, y llevar esos conocimientos a una forma aplicada es lo difícil. Ese punto de comodidad también lo ha comentado Dino y lo comparto.

En conclusión no diría que es no es solo cuestión de falta de información como comentan Hexo o Darkro, sino que es cuestión de aplicar el escepticismo sobre la información ya disponible, lo cual supone un esfuerzo.

Saludos a todos y gracias por comentar.

Christian de Kell dijo...

Crowley definió magia(k) como:

“la Ciencia y Arte de causar Cambios en conformidad con la Voluntad”

Jodorowsky habla en un libro suyo de la Psicomagia (de hecho el libro se titula así) y trata sobre la aplicación del "escenarios de magia-esoterismo" como fórmula/tratamiento psicológico.

Así la magia(k) es:

a) Uso de la voluntad para cambiar la realidad
b) Uso de la voluntad para cambiar la mente
c) procesos (varios) de alteración de la percepción de la realidad.
d) Mente sobre Materia/"Realidad tal y como la percibe ma mayoría"

La vida ha colonizado cada rincón de la Tierra, ya es hora de ayudarla a colonizar todo el sistema solar.